EL PROCESO DEL PIMENTÓN

DE LA SEMILLA A TU COCINA

Semillas

Pimentón La Ristra Realiza una selección de semillas de las mejores plantas de cada campaña, asegurando un progreso de calidad en la siguiente generación.

Semillas

Pimentón La Ristra Realiza una selección de semillas de las mejores plantas de cada campaña, asegurando un progreso de calidad en la siguiente generación.

Plantación

Se lleva a cabo a primeros de mayo y se realiza  con las plantas  que han germinado en la propia explotación.

Una vez que la semilla empieza a germinar, en contacto con el semillero, ya no es semilla, es simiente. Esta se convierte en la planta que posteriormente plantamos en el terreno.

Fruto maduro

Pimentón La Ristra controla todo el proceso de cultivo para que el consumidor obtenga la mayor calidad.
El pimiento se cosecha en su punto optimo de maduración, con esto  conseguimos  todo su sabor y color.

Fruto maduro

Pimentón La Ristra controla todo el proceso de cultivo para que el consumidor obtenga la mayor calidad.
El pimiento se cosecha en su punto optimo de maduración, con esto  conseguimos  todo su sabor y color.

Pimiento deshidratándose

El pimiento entra maduro en el secadero, y debe ir perdiendo la humedad de forma progresiva, entre 12 y 14 días aproximadamente.

Proceso de deshidratado

Este es el principal valor añadido a nuestro pimentón, pues este proceso le aporta fijación de color y durabilidad, añadiéndole un aroma inconfundible y una seña de identidad única.

El pimiento se deshidrata en un secadero tradicional en la comarca de La Vera, con con leña de encina, esta es muy densa y tiene una combustión lenta pero continua.

Las lumbres se realizan en la planta baja y el pimiento está justo encima en el piso superior, separado por un forjado de tablas con pequeñas separaciones para que el humo pueda pasar a través  de este y de los pimientos.

La cubierta es de “teja vana”, este tipo de construcción, hace que el excedente de humo se evacue de forma natural.

Todos los días se “rodea el secadero”, para que vaya perdiendo la humedad, es un proceso íntegramente manual.

Proceso de deshidratado

Este es el principal valor añadido a nuestro pimentón, pues este proceso le aporta fijación de color y durabilidad, añadiéndole un aroma inconfundible y una seña de identidad única.

El pimiento se deshidrata en un secadero tradicional en la comarca de La Vera, con con leña de encina, esta es muy densa y tiene una combustión lenta pero continua.

Las lumbres se realizan en la planta baja y el pimiento está justo encima en el piso superior, separado por un forjado de tablas con pequeñas separaciones para que el humo pueda pasar a través  de este y de los pimientos.

La cubierta es de “teja vana”, este tipo de construcción, hace que el excedente de humo se evacue de forma natural.

Todos los días se “rodea el secadero”, para que vaya perdiendo la humedad, es un proceso íntegramente manual.

Molienda

Es el proceso más delicado de todos, pues ya que tenemos una materia prima de excelente calidad, somos muy meticulosos con el proceso final.

Una vez el pimiento deshidratado en el molino, se procede al despinzado y posteriormente ha de pasar al menos tres veces por piedra de molino. Cada molienda tiene su importancia siendo la última cuando le aporta el brillo característico.

CONSIGUE DESCUENTOS DESDE TU EMAIL

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES